Historia

En el año 1994 los esposos Walter y Sonya de Peter con la intención de mejorar la calidad de vida de personas con discapacidad y de integrarlos en la sociedad a través de programas artísticos crean Fundación Artes Muy Especiales.
Este proyecto nace bajo la visión de un pintor con una pasión inmensa por la danza y el baile, quien fue invitado por VSA Internacional a Bruselas, Bélgica, para participar en el Festival Internacional de artistas con discapacidad. En este evento tuvo la oportunidad de presenciar diferentes espectáculos que rompían con todos los parámetros del arte.
En este festival se difundieron diferentes ramas del arte, en las cuales se promovía la inclusión e integración de artistas profesionales y personas con discapacidad física, lo que motivó al artista Walter Peter a crear un proyecto similar en Guatemala, iniciando en su galería de arte los talleres de pintura de boca y píe y baile en silla de ruedas.

A partir del año 1995 estos talleres se extendieron hacia instituciones públicas y privadas que atendían a personas con discapacidad de escasos recursos.

Hoy 20 años después, Artes Muy Especiales continúa con su labor de atender a personas con discapacidad de escasos recursos no solo en ciudad de Guatemala sino en el interior de la República.